fbpx

Preguntas Frecuentes sobre el Coronavirus: ¿Qué hacer si está trabajando en un entorno inseguro?

by J. Gonzalez Injury Attorneys | mayo 13th, 2020 | Recent News

El gobernador de Texas Greg Abbott ha firmado una orden ejecutiva que estipula el camino que seguirá Texas para reabrir su economía. En un esfuerzo por estabilizar la economía y reducir las pérdidas, a las empresas y restaurantes no esenciales se les permite reabrir lentamente con una ocupación limitada a partir del 1 de mayo.

Esta orden ejecutiva anulará las pautas locales y los toques de queda establecidos por los gobiernos locales. Las únicas excepciones parecen ser museos y bibliotecas, que aún pueden estar sujetas a ordenanzas locales.

El plan del gobernador para reabrir la economía del estado tiene la intención de permitir que un número limitado de personas ingresen a ciertos establecimientos. Se requerirá que tanto los clientes como los establecimientos practiquen protocolos de saneamiento y medidas de distanciamiento social para controlar la propagación de COVID-19.

Algunos empleados pueden sentirse escépticos acerca de regresar pronto al trabajo, así que para ayudar a nuestros clientes a comprender sus opciones, los abogados de lesiones personales de McAllen de J.Gonzalez Injury Attorneys han compilado una lista que aborda las preguntas más frecuentes relacionadas con el regreso al trabajo en el Valle del Río Grande y durante esta crisis nacional de salud. Si siente que está siendo presionado para regresar a condiciones de trabajo inseguras, es posible que pueda emprender acciones civiles contra su empleador.

Preguntas frecuentes sobre trabajar durante la pandemia de COVID-19

1. ¿Cómo funcionará el plan del gobernador?

El gobernador de Texas ha determinado que, de acuerdo con las pautas federales, el asesoramiento de profesionales médicos y los aportes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Texas comenzará a reabrir su economía el 1 de mayo. El gobernador firmó una orden ejecutiva que establece su autoridad para reabrir la economía y su plan sobre cómo hacerlo.

Según el plan del gobernador, hay dos umbrales que los condados de Texas pueden cumplir que determinarán en qué medida pueden reanudar las actividades comerciales normales. Vale la pena señalar que la orden ejecutiva también estipula que el gobernador puede extender las medidas de bloqueo en condados específicos si determina que sería el curso de acción más seguro.

Fase uno: la fecha límite del 1 de mayo

El gobernador y sus asesores ya han determinado que Texas ha superado este umbral, por lo que, a menos que su condado tenga un nivel de casos COVID-19 significativamente más alto que el promedio de Texas, la mayoría de las empresas deben cumplir con este requisito automáticamente asumiendo que caen en las categorías enumeradas a continuación .

En todos los condados de Texas, hasta ahora, los servicios y ubicaciones reabiertos podrán operar sólo si se limitan al 25 por ciento de la ocupación total listada para la ubicación. Los restaurantes que obtienen más del 51 por ciento de sus ingresos brutos de las ventas de alcohol pueden estar sujetos a pautas más estrictas. Los servicios de valet están restringidos a aquellos con «carteles o placas para estacionamiento para discapacitados».

Las empresas y servicios que pueden reabrir incluyen lo siguiente:

  • Restaurantes
  • Minoristas
  • Centros comerciales
  • Bibliotecas
  • Museos
  • Salas de cine
  • Los que trabajan solos en oficinas
  • Campos de golf
  • Operaciones del gobierno local

Como se mencionó anteriormente, las bibliotecas y museos pueden estar sujetos a pautas locales más estrictas. En los centros comerciales, las áreas de comidas y cualquier servicio interactivo deben permanecer cerrados al público.

Fase dos: cinco o menos casos

La orden ejecutiva estipula otro nivel de reapertura para el que los condados pueden calificar si cumplen con «el formulario de certificación requerido promulgado por DSHS [Departamento de Servicios de Salud del Estado de Texas] con respecto a cinco o menos casos de COVID-19″. Si el condado se presenta ante el DSHS y se aprueba, las empresas enumeradas anteriormente pueden reabrir y permitir hasta el 50 por ciento de la ocupación total enumerada.

Notas adicionales

  • Las empresas tienen derecho a elegir si desean reanudar las operaciones o no durante estas fases.
  • Las empresas que elijan reabrir deben hacer cumplir las pautas de los CDC y de la OMS y seguir las medidas de seguridad necesarias para los clientes y los empleados.
  • Las empresas esenciales pueden continuar operando como de costumbre.
  • Los profesionales de la salud con licencia pueden regresar al trabajo.

2. Si todavía me siento incómodo con la idea de volver al trabajo, ¿correré el riesgo de ser despedido si no me presento?

Si no se siente seguro al regresar al trabajo debido al estado actual de COVID-19, debe comunicarse con su empleador y preguntar si puede haber alguna alternativa disponible para aquellos que desean permanecer aislados.

Como se señaló anteriormente, todas las empresas, esenciales y no esenciales, deben seguir los protocolos de seguridad necesarios, como practicar el distanciamiento social y proporcionar suministros de saneamiento para operar. Si su empleador no toma las medidas adecuadas y razonables para protegerlo a usted y a sus compañeros de un entorno de trabajo peligroso, puede presentar una queja ante la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA).

Según las pautas de OSHA, puede reclamar que el peligro planteado es lo suficientemente significativo, y puede argumentar que OSHA no tiene tiempo para investigar ese riesgo antes de que se haga el daño, lo que le da derecho a negarse a ir al trabajo. Sin embargo, nosotros y OSHA recomendamos ser cautelosos antes de reclamar este derecho. Recomendamos hablar con un asesor legal antes de negarse a trabajar bajo las pautas de OSHA.

3. ¿Qué sucede si mi empleador decide tomar represalias y despedirme por no ir a trabajar en condiciones potencialmente peligrosas?

Si trabaja en condiciones inseguras y su empleador no cumple con los protocolos de CDC y  la OMS requeridos por el estado de Texas, es posible que pueda presentar un reclamo de despido injustificado. OSHA recomienda llamar a su oficina inmediatamente después de su despido. Las quejas deben hacerse dentro de los 30 días de la presunta represalia.

4. ¿Qué sucede si contraigo el coronavirus en el trabajo? ¿Puedo emprender acciones legales?

Según las pautas de OSHA, su empleador debe protegerlo de un entorno de trabajo peligroso. Según las pautas federales y de Texas, eso significa seguir las recomendaciones de los CDC al proporcionar equipo de protección personal (PPE) a los trabajadores que se acercan mucho a los demás. Si cree que su empleador no ha tomado medidas razonables para protegerlo de contraer COVID-19, puede ser elegible para emprender acciones legales.

Abogados de McAllen listos para luchar por sus derechos

Como empleado, tienes derechos. Si su empleador no sigue las pautas estatales, lo que lo pone a usted, a sus compañeros de trabajo, a su familia y a sus clientes en riesgo de contraer el nuevo coronavirus, puede responsabilizarlo. Si contrajo el virus como resultado de condiciones de trabajo inseguras, considere comunicarse con un representante legal para determinar si tiene un caso.

Con el mundo enfrentando una crisis de salud global y bloqueos generalizados, puede ser fácil sentirse aislado y solo. Nuestro equipo quiere que sepa que, si ha contraído el virus, no tiene que enfrentarse solo al sistema legal. Los abogados de lesiones personales de J. Gonzalez estarán orgullosos de representarlo.

 

Si cree que su empleador lo ha puesto en riesgo de contraer COVID-19, comuníquese hoy mismo con los abogados de lesiones de J.Gonzalez al (956) 232-8970 para establecer una evaluación de su caso de manera virtual GRATUITA y sin compromiso.

Share

Antes De Que Te Vayas

Consulte primero con nuestro asistente legal para obtener orientación en su caso de lesiones personales.

Empiece Ahora

Holler Box